Certificado electrónico de empresa: Los certificados electrónicos de personas jurídicas no se podrán renovar más

Desde el día 1 de julio de 2016, los Certificados Electrónicos de personas jurídicas emitidos por la Fábrica Nacional de la Moneda y Timbre (FNMT), que venían siendo utilizados para la presentación telemática de impuestos (IVA, retenciones, pagos a cuenta, etc.), han dejado de emitirse y no admitirán nuevas renovaciones.

A partir de ahora, las empresas deberán disponer de nuevos certificados a nombre del representante de la sociedad o del administrador societario.

Es importante pues la actualización de los Certificados Electrónicos pues, en caso contrario, es posible que las empresas se encuentren con que no pueden presentar las próximas declaraciones.

Culpar al asesor fiscal no es una buena estrategia

Los expertos coinciden en que el responsable final de una infracción o delito es el obligado tributario | Algunos de los implicados en presuntos fraudes contra la Hacienda Pública han señalado a los profesionales de la asesoría fiscal como los responsables de sus prácticas irregulares.

La defensa del jugador de F. C. Barcelona Lionel Messi, que la recientemente fue condenado a 21 meses de cárcel por defraudar 4,1 millones de euros –al igual que su padre–, argumentó que sus clientes desconocían que se estuviese cometiendo un delito, y que siempre actuaron siguiendo las indicaciones de su asesor fiscal. Idéntica explicación dio una conocida actriz, quien responsabilizó a su asesor de la constitución de un entramado de empresas para no pagar impuestos. Culpabilizar a un tercero se trata, pues, de una explicación bastante recurrente entre los contribuyentes que deben justificar sus actuaciones ante la Agencia Tributaria o ante un juez. Sin embargo, ¿se puede traspasar al asesor esta responsabilidad sin más? ¿Éstos pueden actuar al margen de sus clientes? ¿Qué responsabilidad se le puede exigir? ¿Se podría enfrentar a algún tipo de sanción? Sigue leyendo

El TSJ Madrid declara exenta de IRPF la prestación por maternidad del INSS

La contribuyente, que ha percibido una prestación por maternidad, solicita la devolución de las cantidades retenidas en concepto de IRPF más los correspondientes intereses de demora, mediante reclamación económico administrativa que el Tribunal Económico Administrativo Central ​desestima. El TEAC interpreta que, al establecer la Ley del IRPF, art.7.h, que están exentas de tributación a dicho impuesto las prestaciones públicas por nacimiento, parto o adopción múltiple, adopción, hijos a cargo y orfandad, entiende que es indiferente el pagador del que proceden. En cambio, al incluir las prestaciones públicas por maternidad percibidas de las comunidades autónomas o entidades locales, está excluyendo de la exención la prestación por maternidad procedente del INSS. Por el contrario, la recurrente entiende que la exención de la LIRPF art. 7.h) también incluye la prestación por maternidad.

Contra la desestimación por parte del TEAC, se interpone recurso contencioso administrativo, por lo que se trata de determinar si este precepto contempla la exención para la prestación por maternidad. Sigue leyendo

El Tribunal Supremo ‘sube’ el sueldo de las vacaciones

El Alto Tribunal cambia su doctrina para ajustarse a lo resuelto por el Tribunal de la Unión Europea

El Tribunal Supremo ha decidido que el sueldo correspondiente a las vacaciones deberá incluir conceptos que hasta ahora se dejaban fuera. La Sala de lo Social, que por la relevancia del asunto se ha reunido en Pleno, ha dictado dos sentencias en las que abandona sus tesis restrictivas de la retribución aplicable al descanso anual y pasa a adaptarse a las más generosas resoluciones del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

El punto de partida del Supremo es que la retribución correspondiente a las vacaciones debe atender a su finalidad legal de “descanso efectivo”, por lo que no puede disuadir o desincentivar su disfrute. Para ello, es necesario que, durante el periodo de descanso, el trabajador mantenga su retribución habitual, lo que supone incluir en la mensualidad los pagos que se perciban con regularidad el resto del año. Sigue leyendo

Becarios: ¿relación laboral?

Reconocida la relación laboral de un estudiante contratado como becario

No es un becario cuando su trabajo cubre necesidades que exigirían contratar a terceros

Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha reconocido la relación laboral entre un estudiante y la universidad en la que prestaba servicios, supuestamente como becario, declarando improcedente su cese.

El tribunal señala que los servicios prestados, de apoyo en el aula de informática, están totalmente desconectados con sus estudios, relativos al grado de administración y dirección de empresas. Considera que “existe aportación de trabajo contra retribución”, sin un marco de formación específico relacionado con la actividad a desempeñar, y sin que conste que las tareas desempeñadas fueran útiles para sus estudios. Sigue leyendo

Limitaciones territoriales a los requerimientos de Hacienda: Una Hacienda foral solo puede pedir información a sus contribuyentes

El departamento de Hacienda de un Diputación Foral no puede requerir de forma directa información tributaria a una sociedad mercantil que tiene su domicilio fuera del territorio de dicha Administración, por lo que tiene que hacer el requerimiento a través de la Inspección de la Agencia Tributaria del Estado o de las Comunidades Autónomas, cuando se trate de tributos cedidos.

Así, lo dictamina el Tribunal Supremo, en sentencia de 7 de junio de 2016, que desestima el recurso de casación interpuesto por la Diputación Foral de Vizcaya contra el fallo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que anuló los requerimientos de información dirigidos por la Subdirección de la Inspección Foral a la Financiera de una empresa. Sigue leyendo

Calendario de Obligaciones Tributarias

Vencimiento de impuestos en el mes de Julio/2016.

  • Modelo 111, Retenciones e ingresos a cuenta. Rendimientos del trabajo, de actividades profesionales, de actividades agrícolas y ganaderas y premios. El plazo de presentación es del 1 al 20 de julio.
  • Modelo 115,  Retenciones e ingresos a cuenta. Rentas o rendimientos procedentes de arrendamiento o subarrendamiento de inmuebles urbanos. El plazo de presentación es del 1 al 20 de julio.
  • Modelo 123. Impuesto de Sociedades IRNR (establecimientos permanentes). Retención e ingreso a cuenta. Determinados rendimientos de capital mobiliario o determinadas rentas. El plazo de presentación es del 1 al 20 de julio.
  • Modelo 216. Impuesto sobre la renta de no residentes. IRNR. Rentas obtenidas sin mediación de establecimiento permanente. Retención e ingresos a cuenta. El plazo de presentación es del 1 al 20 de julio.
  • Modelo 130. Pago fraccionado. Empresarios y profesionales en Estimación Directa. El plazo de presentación es del 1 al 20 de julio.
  • Modelo 131, Pago fraccionado. Empresarios y profesionales en Estimación Objetiva. El plazo de presentación es del 1 al 20 de julio.
  • Modelo 303. Autoliquidación. El plazo de presentación es del 1 al 20 de julio.
  • Modelo 200. Impuesto de Sociedades e Impuesto sobre la Renta de no Residentes. El plazo de presentación es del 1 al 25 de julio.

RENTA 2015. En la declaración de la renta, ¿hay que declarar la indemnización por despido?

Desde que entró en vigor la reforma fiscal, las indemnizaciones por despido pueden estar sujetas a tributación en el IRPF

Antes, todas las indemnizaciones por despido estaban exentas al 100% | Pero, ahora, si un trabajador pierde su empleo y le indemnizan debe saber que la cantidad percibida por este concepto pudiera estar sujeta al pago de impuestos, debiendo ser declarada en cualquier caso a Hacienda. Eso sí, existen límites y cantidades exentas, y la fiscalidad es diferente según el capital cobrado, que se calcula en función del tipo de despido y las causas del mismo. Sigue leyendo

Renta 2015: ¿Cómo tributar en caso de separación o divorcio?

 Cuando un matrimonio se divorcia, también cambia la relación con Hacienda para cada uno de los cónyuges

Tras un divorcio se debe tener en cuenta qué modalidad de tributación se elige dependiendo de quién asuma la custodia legal de los hijos y qué es lo que se ha acordado en el juzgado o de forma amistosa | También hay que tener en cuenta las deducciones fiscales en caso pensión alimenticia o compensatoria.

Así, cambiarán la tributación de las reducciones y deducciones en función de quién ocupe la vivienda en la que viven los hijos; quién asuma la prestación por alimentos y gastos y la pensión compensatoria, gastos sujetos a desgravación siempre que hayan sido impuestos en un juzgado. Hay que tener en cuenta que si estas cantidades se han acordado de forma amistosa, sólo se podrá desgravar la pensión compensatoria y no las anualidades por alimentos para hijos y resto de gastos. Sigue leyendo

Los que tributan a través de una sociedad, objetivo de Hacienda

Muchos contribuyentes, con un volumen importante de ingresos, deciden constituir una sociedad para organizar su actividad a través de ella, percibiendo una remuneración por su trabajo en la entidad | Hacienda lleva tiempo comprobando esta forma de organizar una actividad, y parece que ha encontrado la tecla -con la aquiescencia del Teac Tribunal Economico-Administrativo Central- para hacer como si la sociedad no existiera, e imputar toda la carga fiscal al socio de la entidad.

En un primer momento, la Agencia Tributaria consideró que en este tipo de organización empresarial existía una “simulación”, es decir, una divergencia entre el negocio declarado -actividad realizada por una sociedad- y el verdaderamente realizado -la actividad la lleva a cabo el socio-. En estos casos, por tanto, Hacienda consideraba que la verdadera actividad la realizaba el socio, y no la sociedad y, por tanto, imputaba los ingresos de dicha actividad al IRPF del socio. De ello se derivaba un evidente aumento en la tributación, dada la progresividad del IRPF.

Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, de 26 de enero de 2015, sin embargo, cuestionó dicha interpretación, rebatiendo la exigencia impuesta por la Aeat, referida a que la sociedad que se constituya, necesariamente, debe contar con medios económicos y materiales suficientes para realizar la actividad, y esgrimiendo el derecho a la economía de opción, ya que pueden darse motivos económicamente válidos para crear la sociedad, que confluyen junto con el del ahorro fiscal, y que son igualmente legítimos. Sigue leyendo

La DGT mantiene el criterio respecto de la deducibilidad de los intereses de demora devengados con ocasión de la emisión de actas de inspección

La Dirección General de Tributos (en adelante, DGT), ha venido a reiterar su posición respecto a la deducibilidad de los intereses de demora en el Impuesto sobre Sociedades (en adelante, IS) |En este sentido, la doctrina administrativa y jurisdiccional, ha venido históricamente a admitir la deducibilidad en el IS de los intereses de demora devengados como consecuencia de la concesión de aplazamientos o fraccionamientos por parte de la Administración Tributaria o de la suspensión de la ejecución de actos administrativos derivados de la interposición de recursos o reclamaciones económico-administrativas.

Ahora bien, la divergencia de criterios sigue produciéndose respecto de la deducibilidad de los intereses de demora derivados de actas de inspección. En concreto, la DGT sigue reiterando su criterio respecto de la deducibilidad a efectos del IS de este tipo de intereses, criterio que había manifestado tanto bajo la vigencia de la Ley 43/1995, de 27 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades (en adelante, LIS95) como del Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (en adelante, TRLIS), y que ahora ratifica a la luz de lo previsto por el apartado f) del artículo 15 de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades (en adelante, LIS). El último pronunciamiento de la DGT al respecto se manifiesta en la resolución de 21 de diciembre de 2015, nº V4080-15, por la cual la DGT insiste en la deducibilidad de aquellos intereses de demora devengados con ocasión de la emisión de las actas de inspección por parte de la Administración Tributaria al considerar que ” (…) no nos encontramos ante gastos contrarios al ordenamiento jurídico, sino todo lo contrario, son gastos que vienen impuestos por el mismo, por lo que tampoco cabe establecer su no deducibilidad por la referida letra f). Precisamente aquellos gastos impuestos por el ordenamiento jurídico con carácter punitivo, las sanciones, se consideran no deducibles de forma expresa por la normativa tributaria, mientras que nada establece la normativa fiscal respecto a los intereses de demora. Por tanto, teniendo en cuenta que los intereses de demora tienen la calificación de gastos financieros y el artículo 15 de la LIS no establece especificad alguna respecto de los mismos, deben considerarse como gastos fiscalmente deducibles“. Sigue leyendo